Cómo elegir un seguro de salud: 10 consejos

Nada hay más importante que la salud y, como dice el refrán, “más vale prevenir que curar”. Escoger un seguro de salud de calidad puede suponer un proceso complicado si no sabemos cómo hacerlo. Por ello, aquí expondré los consejos más útiles para que puedas elegir un seguro de salud valorando lo más importante.

Empezamos con las primeras 5 claves

Seguridad. 

El primer consejo, puede parecer demasiado obvio, pero cabe resaltar que la compañía a la que acudamos debe generar confianza. Muchas empresas ofrecen seguros pero, paradójicamente, algunas transmiten cierta incertidumbre. Comprueba que tu aseguradora está especializada y tiene experiencia contrastada en este sector, no pongas tu salud en manos de cualquiera.

Analiza los diferentes tipos de póliza de salud familiar

Una buena compañía aseguradora pondrá a tu disposición diversos tipos de póliza de salud familiar:  indemnización diaria por hospitalización, seguro de salud de asistencia médica, seguro de salud con reembolso de gastos, póliza mixta de reembolso y cuadro médico… Sopesa muy bien todas las posibilidades y exige diversas alternativas para elegir entre la más adecuada a tu situación personal.

beneficios deseados: velocidad y ahorro.

Normalmente con un seguro de salud buscamos ventajas añadidas a la calidad profesional. Consulta su agilidad a la hora de solventar trámites (autorizaciones) y el ahorro económico que te aporta en primas.

Coberturas de la póliza de salud adicionales.

También es importante saber si tendrás a tu disposición otros servicios complementarios relacionados como puedan ser cobertura dental gratuita, medicina preventiva amplia o sesiones de psicología incluida. Adapta tu seguro a las necesidades personales que poseas.

Coberturas de una buena póliza de Salud

 

Y 5 claves más para elegir un seguro de salud

¿Hogar, dulce hogar?

Es cierto que en ningún sitio se está como en casa, pero cada día se viaja más. Si lo necesitas, valora un seguro de salud que te cubra estancias en el extranjero y el sistema de acceso que te ofrece. 

Algunas compañías aseguradoras incluyen gastos médicos en el extranjero en su póliza de salud de asistencia sanitaria, pero dicha cobertura es limitada. En función de la frecuencia de tus viajes, te sugerimos valores la posibilidad de contratar una póliza de salud de reembolso de gastos médicos con libre elección mundial. Otra alternativa es un seguro de viaje anual. 

La duración de la póliza

Algunas compañías aseguradoras tienen estipulado en su condicionado una edad limite de sus asegurados, extinguiendo la póliza cuando llegan a los 65 años.

Es importante que contrates una póliza de salud vitalicia si deseas asistir a la salud privada cuando más la necesitas.

Plazos de carencia:

La mayoría de pólizas de salud tienen carencias al contratarlas. algunas coberturas pueden requerir de un Plazo de tiempo, contado a partir de la fecha de alta, para tener plena vigencia. Habitualmente existen plazos de carencia para Embarazo y Parto u Hospitalización, no te olvides de preguntarlos.

Generalmente son eliminados en caso de pólizas que provengan de la competencia.

Estado de salud actual.

Los hábitos de vida y la amplitud del historial médico son factores influyentes que determinarán la contratación de tu póliza. Por ello se debe realizar la declaración jurada de salud correctamente. Es de mayor importancia si estamos valorando un cambio de póliza ya que podríamos estar renunciando a derechos adquiridos por un diagnóstico ya realizado.

Los centros y los profesionales. 

Algo muy recomendable es consultar qué Doctores y Centros Hospitalarios son los concertados para velar por tu salud, y si tienes acceso a los más prestigiosos.

Disponer de los Hospitales situados en el ranking de los más prestigiosos, no es solo una cuestión elitista, es cuestión de vida o muerte.

Algunas Aseguradoras éstos últimos años, han basado su estrategia en rescindir sus contratos con Grupos Hospitalarios del País, reforzando y canalizando el acceso sanitario a su propio cuadro médico y a los hospitales de su propiedad.

Pregúntale al Comercial y valora si quieres la mejor sanidad privada, o solo acceso a una sanidad diferencial. 

Transparencia y buenas prácticas.

Si al comienzo destacábamos la importancia de la solvencia de tu aseguradora, finalmente resaltaremos lo importante que es poder hacerte un seguro de manera cristalina. 

En conclusión, los problemas de salud son imprevisibles, no sabemos cuando llegarán, por ello no debemos postergar el contratar póliza de salud cuando “seamos más mayores” .

Contratar inicialmente un seguro básico de salud, puede ser la solución a nuestras necesidades presentes pero debemos tener siempre en cuenta las soluciones al futuro. 

Contacta con nosotros, recibe la orientación y el trato cercano de una profesional experta para que no haya lugar para las dudas y puedas obtener la mejor relación calidad/precio.

SegurCorazón. solo hacemos #SeguroConCorazón