Por qué contratar el seguro de coche a todo riesgo

El seguro  de coche a todo riesgo o cómo conducir absolutamente seguro

El seguro de coche a todo riesgo es la joya de la corona. Las prestaciones que aporta frente al seguro a terceros completos son muy superiores.
El precio del seguro a todo riesgo, ciertamente, es un poco más costoso. Para muchos conductores, la diferencia entre ambos tipos es demasiado amplia.

Hace una semana ya analizábamos las diferencias entre seguros a todo riesgo y terceros. Hoy vamos a profundizar en las ventajas de aquel que ofrece mayores prestaciones.

Algunos de los motivos por los que elegir un seguro a todo riesgo son : La frecuencia de uso del automóvil, la peligrosidad que normalmente conlleva, el valor del vehículo… Es muy frecuente escuchar la idea de que “lo barato sale caro” y, ciertamente, aquí sería aplicable.

El hecho de apostar por un seguro que no nos cubra cualquier siniestro puede, a la larga, ocasionarnos un gasto económico mayor, porque en caso de producirse deberemos asumir los daños propios.

Al hilo de los motivos por los que decidimos un seguro u otro, lo ideal es personalizar al máximo nuestro seguro del automóvil. Dicha personalización, que te garantiza SEGURCORAZON, se adapta no sólo a la seguridad del vehículo sino a tus necesidades y circunstancias económicas.

Seguro a todo riesgo

Cuando asesoro a mis clientes respecto los seguros a contratar, les explico un poco la teoría:

  • Seguro a todo riesgo sin franquicia: Es la opción recomendable hasta los cuatro años de antigüedad, aproximadamente, ya que el valor del vehículo todavía es alto. Además podemos contratar coberturas como “Ampliación a valor nuevo” que nos alargarán el valor de nuestro vehículo
  • Póliza a todo riesgo con franquicia: Pasados los cuatro primeros años podemos rebajar el nivel del seguro e incluir franquicia. De esta manera la prima será más baja pero tendremos un seguro que en caso de siniestro con daños propios responderá.

Es decir, logramos garantizar al máximo la seguridad de tu automóvil siendo coherentes con su precio.

Olvídate de analizar las cláusulas con el seguro a todo riesgo

Otra ventaja del seguro a todo riesgo es que no deberás ir estudiando cada una de las cláusulas de la póliza al detalle. Dicho con más claridad, conducirás más tranquilo.

Cubre los daños propios y los daños sin identificar

El seguro a todo riesgo cubre los daños que podamos ocasionar nosotros mismos a nuestro vehículo, por ejemplo al aparcar.

También cubre los daños que han realizado terceros sin identificar o se hayan dado a la fuga sin posibilidad de identificar.

Deposita tu seguridad en un agente de seguros de calidad

Es aconsejable acudir a una compañía aseguradora de confianza y un agente de seguros que nos asesore. Una compañía con estructura sólida y presencia amplia será siempre una ventaja añadida.

Valoramos todas las alternativas y adaptamos como anillo al dedo tu seguro de coche a todo riesgo. Si acabas de comprar un coche o vas a hacerlo en las próximas semanas, adelanta tus gestiones sobre el seguro contactando con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *