Seguro obligatorio del coche: ¿Qué cubre?

seguro de coche obligatorio

En España, todos los vehículos tienen la obligación de contratar y mantener en vigor un seguro que cubra como mínimo la responsabilidad civil del conductor, también conocido como seguro a terceros. Pero, este seguro obligatorio del coche, ¿Qué cubre exactamente? ¿es suficiente para que podamos circular con total tranquilidad?

Qué cubre el seguro obligatorio del coche

Como podemos deducir de su propia denominación, un seguro de responsabilidad civil del conductor debe responder del resarcimiento de los daños físicos, morales y materiales que puedan producirse por la conducción de dicho vehículo en caso de ser el culpable de un accidente.

Dicho de otro modo, lo que tiene que cubrir el seguro obligatorio del coche es la posible indemnización por daños o lesiones que se produzcan a otras personas distintas del conductor del vehículo que ocasionó el siniestro y puedan verse involucrados en el mismo. Esto quiere decir que cubre tanto a los ocupantes del vehículo que no sean familiares directos del conductor, al conductor y ocupantes de otros vehículos, así como a terceras personas, tales como peatones o ciclistas, que sufran lesiones.

Además de los daños personales, el seguro de responsabilidad civil del conductor debe cubrir el resarcimiento de los daños materiales que se produzcan tanto en otro coche o vehículo involucrado (una moto, por ejemplo), así como en la propia vía urbana y su mobiliario (como la rotura de una señal, farola, semáforo, etcétera).

Resulta indispensable contar en todo momento con un seguro obligatorio del coche, ya que circular sin el mismo puede conllevar la imposición de una multa de hasta 3000 euros y la inmovilización del vehículo, además de, por supuesto, tener que hacer frente a las indemnizaciones por daños ocasionados de nuestro propio bolsillo.  

Entonces, ¿Qué no cubre el seguro obligatorio del coche? Sencillo, ni los daños que sufras como conductor ni los que sufran tus familiares, así como tampoco los de el vehículo que haya tenido la culpa de un accidente, de manera que si queremos contar con un mayor grado de protección deberemos de contratar otras coberturas adicionales además de la obligatoria de responsabilidad civil.

Qué es aconsejable tener en tu seguro del coche

En los tiempos que corren en muy frecuente que, sin tener que contratar un seguro a todo riesgo de vehículo y pagar elevadas primas, a la hora de contratar o renovar tu seguro de automóvil se complemente con otras coberturas que nos ofrezcan una protección adecuada a nuestras necesidades, de modo que evitemos correr riesgos innecesarios o pagar de más por la póliza.

Así, para que el seguro del coche cubra los daños o lesiones que tú, como conductor/a, o tu vehículo podáis sufrir, lo más recomendable es incluir una cobertura por daños propios incluyendo cobertura por accidentes del conductor, que te brindará total protección en caso de accidente de tráfico aun cuando fueras culpable del mismo.

Otra cobertura complementaria que suele ser habitual es el seguro de responsabilidad civil voluntario, también conocido como “terceros ampliado”, que amplía la cobertura de responsabilidad obligatoria a los supuestos en que el conductor no sea culpable del accidente o produzca daños de manera involuntaria.

Además, siempre es interesante contar con otras coberturas tales como la asistencia en carretera, que nos puede prestar auxilio y sacar de más de un apuro; la garantía de defensa jurídica o recurso de multas, en cuyo caso la compañía pone a nuestra disposición un abogado especialista de este tipo de asuntos y se encargará, además, de todas las gestiones relacionadas con la indemnización y reclamación de daños; así como las conocidas coberturas por robo, incendio o inundación del vehículo o la cobertura de rotura de lunas.

Incluso existen seguros específicos para coches eléctricos, especialmente pensados para las particularidades que presentan este tipo de vehículos.

¿Son todos los seguros de autos iguales?¿Qué aspectos importantes debemos revisar?

Cuando comparamos seguros de autos de diferentes compañías a menudo el precio es el factor determinante, siendo el motivo de cambio de Aseguradora en ocasiones por pequeñas diferencia de precio.  Ello es debido a la falsa percepción de que todos los seguros son iguales. 

Pero, realmente, ¿son todos los seguros iguales?¿son importantes las diferencias si es que las hay? Tenemos una buena noticia, NO TODOS LOS SEGUROS SON IGUALES, es más las diferencias pueden ser importantes.

¿Qué diferencias puede haber entre nuestro seguro de automóvil y el de otra compañía?  ¿en qué he de fijarme al comparar dos seguros de automóvil?

  1. Asistencia en viaje.
    1. Algunas compañías no dan cobertura desde el Kilómetro 0, por lo que si estamos a menos de 25 km de casa no nos ayudaran.
    2. No todas las compañías ofrecen el servicio por pinchazo de una rueda o falta de combustible, por lo que podríamos vernos en un serio apuro.
    3. Frecuentemente limitan el radio de remolcaje a menos de 100 o 150 Kilómetros, sin posibilidad de ampliación.
  2. Valor del vehículo. Cuando nuestro vehículo es nuevo y lo aseguramos a todo riesgo o terceros completos nos interesa la indemnización más alta ya que posiblemente estamos pagando un préstamo. Algunas aseguradoras indemnizan en caso de siniestro el valor de compra sin pérdida durante un número de años determinado, y superado este plazo ya indemnizan a valor mercado, o a valor venal o alguna valoración superior. 
    A modo de ejemplo nuestra aseguradora indemniza de la siguiente forma para Daños propios, Robo e Incendio. 
    1. 1r y 2º año : V.NUEVO
      3r año : 80% V.NUEVO
      4r año y sucesivos: 100%
      V.MERCADO.
      *Contratando ampliación:
      1r, 2º, 3er año : V.NUEVO
      4r año : 80% V.NUEVO
      5º año y sucesivos: 100%
      V.MERCADO.
  3. Accidentes del Conductor Si somos los culpables de un siniestro por el que necesitamos asistencia sanitaria para nuestra curación, agradeceremos tener esta cobertura amplia y no limitada. E incluso la de Doble capital en caso de fallecimiento de los dos cónyuges en el caso de que tengamos hijos menores o hijos mayores de edad discapacitados.
  4. Daños por Fenómenos Atmosféricos Gloria, Filomena, Ignacio … los fenómenos atmosféricos tienen nombre propio y sino tienes la cobertura incluida en tu seguro ni la Aseguradora ni el consorcio del seguro te indemnizará por los daños sufridos en tu vehículo. 

Como puedes comprobar, existen numerosas coberturas que puedes contratar además del seguro obligatorio del coche para que se ajuste de manera personalizada a todas tus necesidades. En SEGURCORAZÓN queremos ayudarte a que estés tranquilo y ponemos a tu disposición nuestra experiencia para asesorarte en la elección del seguro más adecuado para ti.