Todo lo que debes saber sobre los productos de ahorro

Aprende todo lo que necesitas saber sobre los productos de ahorro que existen

Ya ha empezado el nuevo año y con él hemos comenzado a preparar los buenos propósitos.

Dejar de fumar, ir al gimnasio (apuntarnos no vale, ya lo sabéis), perder esos kilitos de más… Es decir, deberemos plantearnos empezar a ahorrar para poder cubrir las necesidades que el futuro nos puede deparar. Por eso, queremos explicaros las características de los productos de ahorro que se comercializan desde las entidades aseguradoras. 

¿Qué es un producto de ahorro?

Antes de nada, entendamos qué es un producto de ahorro. Se trata de una gama de productos destinados a obtener una rentabilidad sobre nuestro dinero con criterios de rentabilidad y seguridad. Dicho con más claridad: es un método para buscar un rendimiento de lo que ahorramos al final de cada mes.

Además, toda la gama de productos de ahorro tienen dos características fiscales en común: no tributan a Hacienda mientras no retiremos intereses y además, en caso de fallecimiento, los primeros 25.000 € para cada uno de nuestros herederos están libres de impuestos.

Productos de ahorro, factores decisivos

Ahora bien, ¿qué es lo que tengo que tener en cuenta al decidirme a contratar un producto determinado en lugar de otro? Principalmente nos centraremos en los dos siguientes.

Horizonte del ahorro. ¿Cuándo quiero tener el dinero ahorrado?

Podemos decir que la mayoría de los productos de ahorro tienen como interés el medio y largo plazo, entendiendo el primero en un plazo de unos 5 años y el segundo a partir de los 10.

Si queremos ahorrar para comprarnos un coche o para tener un complemento a nuestra jubilación difícilmente podríamos hacerlo en un plazo más breve. Si así fuera, deberíamos destinar al ahorro una cantidad importante cada mes. Para las necesidades más enfocadas al corto plazo, algún producto de ahorro puede permitirnos ir al plazo mínimo de un año.

Puedes ver nuestro artículo Qué producto de ahorro debo eligir dónde explicamos los seguros de ahorro en función del horizonte de inversión.

Rentabilidad vs Seguridad. ¿Busco un buen interés o seguridad?

En un momento en que muchas entidades ya están empezando a cobrar por guardar nuestro dinero o dándonos rentabilidades muy por debajo del IPC, la opción de la renta fija, mixta o variable no garantizada cobra cada vez más adeptos. ¿Con qué objetivo? Rentabilizar la inversión de los ahorradores. 

Como usuarios y clientes tenemos las mejores garantías de control de nuestros ahorros, al estar supervisados unos por la Dirección General de Seguros, y otros por la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Ya hemos visto las características generales de los productos de ahorro y los criterios para distinguirlos. En los próximos posts profundizaremos en cada uno de los productos de ahorro que ponemos a vuestra disposición. Para poder ofreceros un servicio absolutamente adaptado a vuestras necesidades.

Comments are closed.