Viajar con la Tarjeta Sanitaria Europea

Viajar a Europa

¿Que es la Tarjeta Sanitaria Europea?

Os vamos a hablar de los viajes a otros territorios del Espacio Económico Europeo o Suiza y la cobertura de Asistencia Sanitaria en ellos, con la Tarjeta Sanitaria Europea.

En el artículo anterior os comentamos la necesidad de viajar con un seguro de viaje que contemple, como mínimo, los Gastos de Asistencia Sanitaria y Asistencia en viaje, y os explicábamos dos casos reales.

Según la página web de la Seguridad Social la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE)  es el documento personal e intransferible que acredita el derecho, para una estancia temporal, a recibir las prestaciones sanitarias que resulten necesarias, desde un punto de vista médico, durante una estancia temporal en el territorio del Espacio Económico Europeo  o Suiza.

Estados en los que tiene validez la TSE:

Son los Estados territorio del Espacio Económico Europeo o Suiza, concretamente:

Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría Irlanda, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumanía, Suecia y Suiza.

Viajar con la Tarjeta Sanitaria Europea

No importa si viajas por puro ocio o por trabajo. Ya que tendrá validez sea por turismo, estudios o trabajo.

¿quién y cómo tiene derecho a la Tarjeta Sanitaria Europea?

Básicamente la TSE garantiza el acceso a la salud pública, en las mismas condiciones que los nacionales de ese país siempre que ya se tuviera derecho.

Por ejemplo, si eres Español o de un país miembro del territorio del Espacio Económico Europeo o Suiza, y viajas a otro territorio miembro, seguirás teniendo derecho, si ya lo tenías, a la asistencia sanitaria del país de destino en las mismas condiciones que los nacionales de ese país.

La tarjeta sanitaria Europa no garantiza la gratuidad del servicio

Efectivamente, El Ministerio de Asuntos Exteriores hace estas recomendaciones de forma oficial en su página web:

“La Tarjeta Sanitaria Europea permite al beneficiario el acceso a los sistemas nacionales de salud en el Espacio Económico Europeo y Suiza en las mismas condiciones que los nacionales de esos países. Por lo tanto, si el sistema público es de copago o reembolso, serás atendido de esta manera”.

Un ejemplo, en Francia, con el ticket moderador (sistema de copago) hay que pagar parte de la consulta o del tratamiento. Otro ejemplo, en Alemania existe el copago hospitalario. En estos casos, no toca otra cosa que abonar el coste que reclamen en el hospital.

También es importante recordar que si viajamos por trabajo en nombre de la empresa, todos los accidentes o gastos de enfermedad deberán ser aumidos por la Empresa, por el concepto de “accidente laboral en misión

Hay que recordar que la TSE es para estancias temporales. Si la estancia en el extranjero no es por un viaje, sino un cambio de residencia, deberás solicitar el alta mediante el formulario S1 “Formularios que certifican tu situación en cuanto a prestaciones (seguridad social) al trasladarte dentro de la UE”  porque en estos casos la Tarjeta Sanitaria Europea no es válida.

Solicitud y validez de la tarjeta sanitaria europea

Para solicitar la TSE sin certificado digital debemos acceder con suficiente antelación, pedir cita previa y tramitarlo. Si el desplazamiento es inmediato o no es posible la emisión de la TSE puedes solicitar el Certificado Provisional Sustitutivo de la TSE..

Repatriación y vuelo de regreso

En su pagina web  la Comisión Europea advierte claramente de lo siguiente:

  • La TSE NO sustituye al seguro de viaje: los costes de repatriación, el vuelo tras el alta médica, o la estancia de los acompañantes no están incluidos en la TSE.
  • No es una alternativa al seguro de viaje. No cubre la asistencia sanitaria privada.
    • No garantiza la gratuidad del servicio ya que los sistemas de asistencia sanitaria de cada país son diferentes. Los servicios que en su país son gratuitos pueden no serlo en otros.

En resumen, la TSE puede ser una alternativa para viajar “tranquilo” sin embargo es en los bolsillos más ajustados que se hace más claro la necesidad de contratar un seguro de viaje que cubra según el capital contratado, la repatriación médica y Asistencia en Viaje sin sufrir ningún gasto no calculado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *